viernes, 31 de enero de 2014

para que el día de los enamorados sea todo el año...


Creo que no he celebrado
nunca
el día de los enamorados
(a los chicos nos cuesta más jeje ).
Pero este año
lo celebraré
desde hoy
hasta el 31 de diciembre.

¿Motivo?
las tarjetas que ha diseñado
con mis textos
para hacer que cualquier
día del año
sea de enamorados.

Perdidita de amor estoy.
ea...

.
.
.
Buenos días!!!
aquí os dejo la primera de la serie que es de mis favoritas.
¡¡Están realizadas a mano!!!! y bajo pedido. Así que el texto puede ser en femenino o masculino.
(Este artista me tiene loquita con sus dibujos).

El enlace para pedirlas es aquí: http://www.aroideas.com/postales/

que tengáis hoy un precioso día de enamorados.







yolandayainsssss

jueves, 30 de enero de 2014

preguntas


...¿Por qué me abrazas?
Porque te estás
desintegrando
y no lo sabes.
.
.
.
(En esta escena, Sofía sabe que no puede llorar, los chicos no hacen eso...).














yolandaquemira

lunes, 27 de enero de 2014

poemadelunes: después de ese ayer inundado...


La mayoría de las películas eróticas están equivocadas




Después
de tanto delirio y
de tanta innovación
nuclear
de nuestras
lenguas,

después de tanto
follar de mil posturas y
tanta imaginación
química
para
no aburrirnos,

después de todo
ese ayer
en carne viva,
donde no existía
más saliva
que tu veneno
en mi boca,
ni más
lencería
que tus dedos
entre mis piernas,

llegó él,
ese hombre
de mar,
con su hoy
sangrando
ternura…

Y ahora,  
después
de hacerlo
con él
así,
tan suave y
tan sincero y
tan reventándonos
los ojos y
el pecho,
sé que esto
es,
realmente,
hacer
el amor.









yolandaternura

domingo, 26 de enero de 2014

ya lo sé...


...ya sé que he hecho
trampa
y que me he comido
tres trozos de chocolate
con naranja
en lugar de dos.
Pero no tenía
tus dedos
para llevármelos
a la boca
y tampoco
voy a pedir
perdón.









yolandadulce

lunes, 20 de enero de 2014

poemadelunes: podemos, podemos...


Quién te mandaría a ti buscar tesoros
en el infierno…





Podemos amarnos
toda la tarde,
incluso
perder
esas entradas
carísimas
que has comprado
para el teatro.

Sólo necesitamos
besarnos
tan de carne
como ahora,
que no nos encuentren
en este escondite
cerca del cielo,
y una tableta
de chocolate
con naranja
en la nevera.










yolandaquepuede


sábado, 18 de enero de 2014

cenicienta de ciudad...


El reloj
segó las doce
mientras a ella
le crecían salamandras
y soledades
en los zapatos.
Pronto,
empezaría a llover.

Y justo,
cuando estaba
casi sepultada
por el césped
y las lágrimas
que brotaban entre
sus pechos,
él apareció.
Corriendo,
sudando perdón.
Lo siento
princesa,
demasiado tráfico…
(en tu corazón,
pensó ella).










yolandaquemiradentrodeloscorazones

jueves, 16 de enero de 2014

díselo...


Anda,
dile a esa loca
que me la voy a comer entera.
Que me excita
los ojos
cuando la veo
caminar 
y ella
no se entera…

(Esto se lo dejó Carlos anoche a Ana, sobre la mesita del salón, cuando fue a devolverle la bicicleta. Bonita excusa, ir montando en bici cuando a él nunca le gustó…).










yolandaquemira

martes, 14 de enero de 2014

Invocación


Invoco
el perdón
del cielo
porque sé
que al otro
lado
del pecado
está su boca.

Bendito
milagro.







yolandaquereza

domingo, 12 de enero de 2014

poemadelunes: ¿qué harás con tanto mío..?


Que me revuelvas,
eso me gusta…





Me gustas
cuando te sientas
a mirarme
mientras me pinto
los ojos y
cuando,
sin rumbo,
te viajo
(eso me gusta mucho).

Me gustas, también,
cuando estudio
inglés contigo y
cuando maldigo
haber roto las
medias
de cristal
de bohemia
que me regalas.

Me embriaga
que te rías
cuando bailo
desnuda y
desierta
en tu isla,
y cuando escalo
por tu espalda
para no dejarte
marchar
(algún día
necesitarás un
armario nuevo
para colgar
tanta risa).

Me enloquece
que acaricies
mi territorio
de olivos y
de almendras
(sobre todo cuando
estoy en primavera).

Entero y
suave,
tierno y obsceno.
Me gustas
mucho,
mucho,
mucho…
Rozo
la
locura.









yolandademente


jueves, 9 de enero de 2014

querida mamá, gracias por amar a los animales...


Mi madre
es adorable.
Un día,
cuando éramos niños
(siete, más los primos,
vecinos y amigos),
nos contó
que había encontrado
un ratón
muy pequeñito
en la casa
pero que no se enterara
mi padre.

Cada mañana
le echaba
de comer y
nosotros
celebrábamos
en el cole,
tener un hermano
ratón.

Le salió
cara
la compasión.
Maldito
roedor
que te comiste
los cables
del lavavajillas
y me tocó
(por sorteo, 
yo creo que amañado)
fregar a mano
durante
un mes.



(Mis amigas dicen que se me da genial fregar y yo siempre me acuerdo de esta historia jeje).






yolandaamantedelosanimales

miércoles, 8 de enero de 2014

mi loca...


Ser para ti,
a veces es lo contrario de ser para el mundo


Loca,
a mí me gustas así:
salvaje,
saltando
inmolada
al vacío
de mi boca;
exultándome
(mientras desciendes)
caricias
obscenas.
Asegurándome
que sí
cuando me ocultas
que
no.

Loca,
no me vayas a
cambiar
ahora…







(Este poema cierra uno de los capítulos (que terminé ayer) del nuevo libro que publico en marzo y que está íntegramente dedicado a las mujeres. Ainsss... qué me gustan).

lunes, 6 de enero de 2014

poemadelunes: ella conoce los silencios




Ella
se pliega
dentro de tu boca.
Domina el verbo y
sabe que hay palabras
que laceran y
que tú,
el hombre
que la excitaba,
has desangrado
casi todas.

Conoce,
también,
que un silencio tuyo
(sólo uno más)
le bastaría
para abofetearte
y enviarte al infierno.

¿Tan pronto has olvidado que su cuerpo es tu panal?
¿Tan pronto, ella, que tu lengua era su miel…?

La palabra volver
nunca
os gustó
a ninguno.
Pobres
desgraciados
del olvido. 








yolandaquesuspira

jueves, 2 de enero de 2014

conversaciones con mi zorro: a través de qué vemos..?


–Desde que lo leí, intento no caer en el error –comienzo lo que será una breve conversación…
Mi zorro anda despistado; últimamente dice que lo acaricio poco y que el pelo se le está endureciendo (yo creo que más que el pelo, la cara, porque este chantaje emocional lo utiliza siempre que ando sumergida en un libro nuevo que requiere toda mi atención).
Se levanta ansioso, como si fuera un niño suplicando una piruleta.
–Querida, me encanta cuando hablas sola.
–¡No hablo sola! –le respondo irascible. –¡Estoy hablando contigo!

Ahora lo tengo a mis pies (parece que está un poco soba…), se ha acurrucado sin darme cuenta, sabiendo que no puedo negarme a su ternura.
–Venga, suéltalo ya –me ronronea…
–Pues es que me niego a estar todo el día con el móvil fotografiando los momentos más hermosos. Eso es lo que quiero decirte, que le estoy tomando fobia a las fotos porque vivimos en una sociedad que mira través del ojo de una cámara de móvil, no del corazón.
Lo leí un día: Estamos horas esperando a que pase nuestro cantante favorito, o el Papa, o la Virgen del Rocío o Madonna y luego, justo en el instante en el que lo hace, le hacemos una foto y claro, ¡lo vemos a través del enano orificio de la cámara de fotos, no de nuestros ojos..!
Y me quedé pillada, pensando toda la verdad que había en el artículo, así que cada vez hago menos fotos de los instantes sublimes que vivo.  
Me basta
con llevarlos
en el corazón
(esto se lo digo así, como lo escribo, en tono poético jeje).

–¿Y eso era todo, querida niña..? –me responde con un tono de superioridad que no soporto. –Creo que te estás haciendo mayor, Yolanda.

Le doy una patada y lo aparto de mí; yo pensé que nunca crecería…





yolandaquehablamuchosola