martes, 30 de junio de 2009

aver, esodeloscelos...

Este tema me supera. Ahora resulta que lo moderno es ser celoso pero no demostrarlo o mejor dicho, atarte los intestinos ahorcaítos de besos contenidos para que nadie sepa que ese tipo que está en la mesa de al lado, buitrreándote a tu chica, te toca los cojones.

Y claro,
como tú eres tan moderno, pues nada, sonríes y encima te tragas como él le da el número de teléfono ( y de la editorial, que está muy de moda eso de las editoriales) a tu novia.
Pues no, que sepais que si yo estoy con mi hombre y una tipa va y se lo quiere merendar pues yo al menos le digo: oye guapo, que si a ti te va ese bocadillo de jamón, pues vale, pero al menos espera a que me vaya porque si me quedo y le pegas un bocao, te guanteo el corazón…

Y ya está, que ya quisiera yo ser lo moderna que es mi amigo Juan carlos cubeiro que dice que él no es celoso sino que es competitivo… (preciosa la frase, que pena que no llegue yo a ese nivel de inteligencia).

Yo no monto ningún numero pero si mi chico baila con una que lo revuelve, pues se lo digo y me doy media vuelta y me voy (aunque sea sola a llorar por las esquinas, que una no es de montar números, los números los dejo pa los economistas que son mu fríos).

Yo soy como mi amiga María, que siente y se muere a chorros aunque sepa que no está bien...
Joder,
tanta verdad y
tanta sabiduría…

En fin, que me confieso.
Sí,
soy
celosa,
y no lo puedo remediar...

Lo importante yo creo que no está en serlo sino,
como siempre,
en reconocerlo…

En fin, que aunque es tarde, me voy a dormir la siesta..je,je, Y vosotros a pensar sobre lo que exponemos, que es pura vida.
Os dejo un poema de amor.

Cómo quisiera
rajar de blancas sombras
tu luz.

Cómo deseo
hundir de azúcar
y sueños
mis pesadillas.

Cómo codicio
agotar de besos
y saliva
tu boca.

Para no sentirme
perra sin amo
que ladra dolor.

Para no nacerme
niña huérfana
que implora calor.

Para no morirme
de vieja loca
que grita tu amor.


yolandacelosa

viernes, 26 de junio de 2009

barcelonatienedemonios...

Me gusta ir en moto por Barcelona.
Mucho.

Soy una motera desde antes de nacer; creo que la matrona untó los muslos de mi madre con gasolina para que yo pudiera salir.

Por eso tuve el privilegio de heredar la chupa de motero de mi padre. Por eso, también, en cuanto pude, tuve una moto (grande como dice mi hija) y, por eso, los novios a los que más quise tuvieron moto (je,je).

En Barcelona voy de copiloto, he contratado a un demonio de la categoría de los acebiches (ya sabéis todos las categorías de los demonios así que no me voy a enrollar con esto).

Mi demonio tiene el pelo transparente y,
aunque vaya delante mía,
me deja ver
lo que ocurre a través
de su cerebro...

Me gusta ir en moto por Barcelona.
Mucho.

Así nació este poema. El día en el que mi demonio me paseó por delante de la falda de la montaña
(a la qué,
por cierto,
se le ven las bragas….)



para Puri, porque quiero
que sonría…


En el cementerio
de Montjuic
los muertitos están
muy cerca del cielo
(y para algunos
de Dios).

Hoy los he visto
(a los muertitos)
tomando el sol
en sus nichos.

Yo paseaba
en moto
y, al mirar hacia arriba,
ellos agitaron
sus flores
(algunos se atrevían
con el top-less,
enseñando que el alma
nunca abandona
nuestros huesos).

En el cementerio
de Montjuic
las casitas cuelgan
como en Cuenca.

Adornan sus ventanas
ramos de velas
agónicas de día
y recién nacidas
de noche
(seguro que
en esa montaña
sus nohabitantes
se sientan en las piedras
a fumarse
la vida
y los besos).

En el cementerio
de Montjuic
a los muertitos
sólo los vemos
los locos
y los más vivos…


yolandademonio

miércoles, 24 de junio de 2009

mipeluqueraasesina...

Yo creo que mi peluquera asesina a los maridos de sus clientas…
Mi hija dice que estoy loca pero yo,
lo creo.

He decidido ir a espiarla cada día, al amanecer, cuando las baldosas se chupan unas a otras el resto de rocío. (Y sólo queda en ellas las sobras del vicio nocturno).
Iré disfrazada de estrella, pasaré por sus pestañas sin que ella se de cuenta y, como una mirada fugaz, me instalaré en su iris.

Lo he decidido.
Yo solita.

Ayer, cuando salí de su peluquería, unas chicas con cara de viciosas transportaban una caja de metal inmensa. ¿Qué hay dentro? les pregunté mientras mi hija se ponía nerviosa al pensar que les diría que la abrieran.
Botes vacíos de espuma, me contestaron...

Pero yo creo que mi peluquera asesina a sus clientes para quedarse con su esperma.
Seguro,
leí en un libro que es la esencia de la inmortalidad...


Aquí os confieso yo, una de mis noches, antes de dedicarme a perseguir a malhechores del mundo…


Llegaron tarde,
cuando ya estaban
fríos
los muertos.

Eran tres adultos
y un adolescente,
las manos enguantadas
de noche
y lujuria.

Eligieron la tumba
al azar:
una vieja
de 200 años.

Y al abrirla
salieron demonios
gritando
(y polvo
entre los huesos).

Se sentaron
en círculo.
El más joven
encendió el fuego.

Traían material:
un bote
de caldo
y
una pastilla
de avecrem.

Eligieron con placer
el fémur,
la rótula,
y el esternón.
(Algo de carne fresca
les hubiera venido bien).

Pero ellos no eran
asesinos
solo querían
un plato de sopa
con huesos de vieja.

A mí me han contado
que era un juego de rol
y que uno es el hijo
del alcalde.

Pero nadie sabe
(no digáis nada)
que el adolescente
era yo…


yolandaqueesotra

domingo, 21 de junio de 2009

telopido...

Es más difícil decir las cosas que omitirlas. Más complicado quedarte esperando lo que no te has atrevido a pedir que romper el tierno hielo que te divide entre callar o gritar.
Entre hablar o sepultarte en la espera de una respuesta sin pregunta...

Por eso, desde aquí,
os grito para
que nunca dejéis
de decir lo
que deseáis.

Es el camino más corto a la esperanza.


Os dejo un poema que ilustra mis pensamientos:



Ojalá pierdas
el vuelo,
me dijiste amasando
tu dulce voz
en mi pelo.

Es fácil,
pensé yo…

Puedes morder
el avión
y masticar las alas
con tu lengua
hasta devorarlo.

Puedes, también,
aplastar
el aeropuerto
con tus besos
(esos que me comen
la mañana y la razón)
o,
abrazarte desnudo
a mi torre
descontrolada
de control.

Y mientras pensaba
todo esto,
te miré…
(deseando
que perdieras
la cabeza
y el corazón).

Me dejaste en el aeropuerto.
Terminal B.

Quizás tus dientes no
hubieran aguantado
la chapa recién pintada
de mi vida,
o tu lengua se
habría oxidado
con las alas sin plumas
del avión.

Quizá deberías
(al menos)
haberlo intentado de otra
forma.
¿Qué tal pedirme,
mi amor,
que
me
quedara?



yolandaquedice

viernes, 12 de junio de 2009

misalas

Esta semana que viene es muy intensiva para mí…

Estoy engrasando mis alas, 15 días plegadas en este palaciodpel, recogidas con una horquilla de nostalgia y amor entre mi pelo y
ahora,
están las pobres hasta sucias...

Las he limpiado esta mañana.

Les he untado vaselina de calor y las he probado
volando muy cerquita
del sol.
(Al aterrizar he atropellado a una ardilla que me ha echao una bronca...)

Ahorita ya las llevo puestas, me sientan bien (parezco más alta y más buena).
He de acostumbrarme de nuevo. Llevo demasiados días al nivel de las hormigas.

Mañana salgo de viaje de nuevo; la jungla más atroz me espera...
Esa jungla
preñada
de personas.
Tan interesantes y
tan vulgares…

(Menos mal que en Madrid me espera mi dulceamigamaría).

Y, mientras muevo mis algas, os dejo con un poema que hice en uno de mis viajes...


Brindis conmigo y con mi sombra,
una noche cenando en
el hospes Palacio de los Patos (hermoso nombre…)

A mí,
que celebro cenar
sola
(tan acompañada)
con mi copa de vino
rojo delirio.

A mí,
que cuando era
niña
imaginaba que la
cortina de la ducha
me abrazaba.

A mí,
que vivo dentro de
este alma cuerpo
de hija progre
envuelto en piel
recién horneada y
aún caliente
de tanto sentir.

Y a mí,
que me revuelvo
en estas entrañas
que arden con
tu tentación maldita.
Que te dicen
mil veces que
no,
aunque en mis labios
se retuerza
-de inanición y muerte
segura-
el sí.


yolandaysusalas

martes, 9 de junio de 2009

radioalmenara

Hoy estoy cansada,
tengo las venas inflamadas de tanto sujetarme a mí misma, de tanto rebuscar en el aire una silla para abandonarme allí, colgada de cualquier átomomadre que me cuide.
Cansada decuerpoydemente...

Pero necesito contaros un milagro y tengo también miedo de no poder explicároslo con la suficiente claridad que necesito. Os contaré lo que me regaló el mundo de Albacete que vive en el corazón de José García, el director de Radio Almenara...

Este año el premio ya se consolida como algo imprescindible ( y limpio, ojo, que doy fe). Me han elegido (a este cuerpecito serrano) como madrina de su concurso literario, ese que gané durante dos años seguidos (en segundo puesto, ¿eh?, que ya sabéis que mis poesías no gustan a los jurados...je,je).
Y acepté encantada.

Y he vuelto sembraíta y enamorada de todos ellos…

Desde que llegué todo fue amor a raudales,
a gritos,
a deshoras y
sobre todo,
a uténtico...

Ha sido excesivo. Ese alcalde del Bonillo demasiado pasional para catalogarlo de político (Juan Gil, que tiene en sus brazos tanta amistad plantada…) esas chicas del hostal el coto, que me trataron como a una cuarta hermana. Hembras unidas por el trabajo, admirables todas. ¡Tanto amor en sus ojos y en sus pechos!
Y el alcalde de Tobarra, Manuel, que nos llevó a tomar una copa en un pub donde nos pusieron de tapa melocotones y cerezas recién paridas.

Gracias Raquel, por tu voz y tu tiempo. Y a Paco, por preguntarme si me olvidaría alguna vez de ellos. Evidentemente que nooooooo…..

Estoy cansada, quizás me repita y no sé si me explico bien. Yo quería desnudar todo mi agradecimiento para que compartiérais conmigo este inolvidable día que me hizo sentirme como si viviera en un pozo inagotable de amistad. Tengo aún resaca emocional y oigo desde mis ojos, recitar mis tacones a las chicas de la asociación de alzheimer de Tobarra.
Gracias por venir a cenar con nosotros. Que pedasssos de mujeres todas. Que grandes...

Inolvidable,
Irreal de tan verdadero,
infinito…


A los habitantes de Radio Almenara,
que me han amado
hasta la exageración


Nacerme grande
hasta llegar a la
inmensidad
del mar.

Abrigarme
del frío de la vida
las noches en
que no brote
el sol.

Poseer el hueco
profundo
de un hombro
para navegar
dentro
(si lloro o si
río).

Repetir
mil veces,
sin cansarme,
el movimiento más
hermoso del
universo:
un abrazo.

Eso es lo que
me da la amistad.

La vuestra…



yolandaagradecida

sábado, 6 de junio de 2009

cartaamihermana

Querida hermanita:
hoy
he decidido
dejarme larga
la demencia,
arrasar la sabiduría
de mis muslos
y quemarme
a mí
misma en el
centro más obsceno
del infierno.

Querida hermanita:
hoy
he decidido
arañarle los ojos
a las musas y
untarles
—sin pudor—
vaselina caliente
entre sus
sexos.

Robarle a los
pájaros las
lombrices
(de sus mismos
picos)
y engendrarme
con ellas
un collar
de perlas y
de tenias.

Querida hermanita
de sangre
férvida:
hoy
he decidido
ser mala…

Porque
he descubierto
que las niñas
buenas no van
al cielo.

No.

Las niñas
buenas
van
directamente
al
olvido.





yolandamalilla

miércoles, 3 de junio de 2009

paracomprar mis taconesdeazúcar


He visto que una amiga de letras (Felisa Moreno), te da la opción de comprar su libro en su blog. Me ha parecido estupenda la idea así que , con su perdón, la copio (me encanta copiar...je,je). Para toda aquella gente que me pregunta donde adquirirlo. Aquí doy la opción.

Si alguien está interesado en mi libro, que me envíe un mail con su dirección y yo le paso los datos bancarios para el ingreso y un cuestionario que ha de rellenar para la dedicatoria (las dedicatorias son muy importantes). El precio son 16 euros con el envío incluido (en la librería vale 16 también).
Y si queréis regalarlo a alguien me enviais sus datos y le llegará directamente a él. Le pondré lo que digáis.
Por cierto, os lo envío por paloma mensajera y por supuesto dedicado y le diré a mi amiga María Monjas que os envuelva
un terroncito
de azúcar
en un poema.
Así os chupáis
las venas...


reinadesava@telefonica.net



yolandaconsustacones